sábado, agosto 13, 2005

Cuarto paseo : La voz a ti debida (1933) de Pedro Salinas; Madrid ,Castalia ; 1989

La voz a ti debida es un libro de poemas bellísimo de un autor de la Generación del 27 : Pedro Salinas . Estos poemas son un canto al amor . Su visión es antirromántica . El amor no es desdén , sufrimiento ni frustración.En Salinas , el amor es un fuerza prodigiosa que da plenitud a la vida y sentido al mundo . Es un acontecimiento jubiloso . Amar a la amada es amar la vida .
La poesía es para Salinas un modo de acceso a la hondura de la realidad , a la esencia de las cosas y experiencias vitales . En Salinas el sentimiento y el ingenio o inteligencia se hermanan .
Su lengua poética es sencilla así como su métrica . Prefiere versos cortos , y renuncia casi siempre a la rima , sin embargo , sus versos están muy trabajados . Sus palabras están buscadas con meditada exactitud .
Todo ello hace que resulte un conjunto tremendamente atractivo . Leer a Salinas es disfrutar de las palabras y sus giros , de paradojas, de observaciones insólitas, de sutiles juegos de ideas , de condensación de conceptos .
Siempre recurro a este libro para releerlo porque me gusta mucho . Para mí , ahí está la poesía en determinadas épocas más reflexivas e intimistas . Cuando los sentimientos se desbordan , cuando uno se hace preguntas sin respuesta , cuando los ánimos están más exaltados o cuando la tristeza nos acompaña . Ahí está la poesía para consolarnos o alegrarnos , para reprimir nuestros gritos , para llegarnos muy adentro .
A modo de ejemplo reproduzco a continuación uno de los poemas contenidos en este libro , que nos puede servir como paseo :


"¡Si me llamaras, sí;
si me llamaras !
Lo dejaría todo ,
todo lo tiraría :
los precios , los catálogos ,
el azul del océano en los mapas ,
los días y sus noches ,
los telegramas viejos
y un amor .
Tú , que no eres mi amor ,
¡si me llamaras !
Y aún espero tu voz :
telescopios abajo ,
desde la estrella ,
por espejos , por túneles .
por los años bisiestos
puede venir . No sé por dónde .
Desde el prodigio , siempre .
Porque si tú me llamas
-¡si me llamaras, sí ; si me llamaras! -
será desde el milagro,
incógnito , sin verlo .
Nunca desde los labios que te beso,
nunca
desde la voz que dice : "No te vayas ."

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Pitijopo said...

Pues yo te confieso que la generación del 27 no me entusiasma demasiado. Compré en tiempos una antología que sacó Alianza Editorial pero a pesar de la variedad no me gustó. Tal vez sea porque en poesía como en música soy bastante "cateto" y sólo me gustan algunas cosas muy concretas. De todas formas sí me considero un seguidor de la generación del 98 que me llena literariamente mucho más. Sigue gustándome la forma que tienes de expresar el sonido que la manos de las letras producen en las cuerdas de tus sentimientos. Un saludín.

sábado, 13 agosto, 2005  
Blogger Gatito viejo said...

Gracias por tus palabras, Pitijopo.
Ya compartiremos algún paseo del 98 ,que también me gusta mucho. Saludos

domingo, 14 agosto, 2005  
Blogger Santino said...

A mí la generación del 27, o mejor dicho, el grupo poético del 27 me apasiona. Con mucha razón la llamaba Mainer la edad de plata de la literatura española. Creo que en ninguna otra época los autores españoles ha logrado alcanzar semejante grado de universalidad. El único que no acaba de entrarme es Jorge Guillén, pero tampoco es que ponga mucho empeño. Bueno debe ser cuando Gil de Biedma estudia su famoso "Cántico", uno de los libros más importantes del siglo XX.
De Salinas me gusta casi todo lo que leo, y no sólo "La voz a ti debida". Recientemente me compré una primera edición de "La bomba increíble" y estoy deseando meterle mano para ver como se resuelve escribiendo novela. Muy recomendable su "Cartas a Katherine Whitmore", sobre todo como complemento a "La voz a ti debida".
Inevitablemente mis tres grandes poetas son (en este orden): San Juan de la Cruz, Pedro Salinas y Luis Alberto de Cuenca. De ellos he bebido más que de ninguno, y a ellos vuelvo constantemente.
Un saludo.

jueves, 15 septiembre, 2005  

Publicar un comentario

<< Home