sábado, noviembre 04, 2006

Paseo 56:El río de la luna de José Mª Guelbenzu; Madrid: Alianza,1989


Nuestro paseo nos lleva hoy hasta José Mª Guelbenzu, un escritor español nacido en Madrid y perteneciente a la llamada generación de 1968, un grupo que inicia sus creaciones desde el inconformismo y rebeldía y que evoluciona más tarde hacia el desencanto.
Guelbenzu tiene publicadas numerosas novelas de corte reflexivo e intimista y escrito además una policíaca de más reciente publicación. Es también un agudo crítico y colaborador de periódicos y revistas.
El río de la luna, escrito en 1978,-1980, recibió el Premio de la crítica en 1981. Es una novela con ruptura temporal. Se asienta entre la realidad e imaginación. Relata una historia de amor que encubre una tragedia. Se trata de una educación sentimental unida al erotismo. La estructura de la novela está dividia en cinco partes. A través de las diferentes partes vamos conociendo la historia de Fidel. Su pasado, sus diferentes amores, sus deseos y escarceos amorosos, y también su evolución, sus vacilaciones e inseguridades, sus fracasos. Junto a esta historia central, se desarrolla ,al comienzo de la novela, una historia paralela, ficticia que cuenta un recitador. Es una historia extraña, inquietante,desconcertante, casi cercana al absurdo. El protagonista es José, vive una noche complicada, una situación claustrofóbica en La Taberna, un lugar extraño, amenazador, como una trampa. Aparecen personajes que sólo son nombrados por referencias, no se nos dice el nombre, salvo el de Fidel, que aparece esporádicamente. Todos los personajes que aparecen están allí sin poder salir y mantienen con José conversaciones extrañas que hacen que éste entre en una situación angustiante, el único que se da cuenta de la verdadera situación y que pide ayuda, pero nadie está dispuesto, parecen dormidos, anulados. Se va complicando cada vez más la historia. No hay salida. Todo es desesperación y caos para José, que siente un miedo atroz y unas intensas ganas de salir de allí, incluso llega a imaginar un rayo de luna a través de una ventana inexistente,

"Sólo quiero desaparecer" dice finalmente José (Pág.108)

"Entonces, la voz del recitador se hizo inaudible o se apagó" ( Pág.109)

Es éste el final de esa pequeña historia que sólo ocupa la primera parte y que me parece lo mejor del libro, lo más original. Repleto de elementos que nos hacen percibir los extraordinarios dotes narrativos de Guelbenzu. Las cuatro siguientes partes no desarrollarán más esta historia, pero sí la llenarán de significación, ya que descubriremos que Fidel y José, que eran primos, tenían una gran fantasía y jugaban de niños a vivir aventuras diversas. Se inventaban nombres, lugares, historias. La aventura no terminaba nunca. Así, de esta forma, iremos dando saltos en el tiempo y descubriremos que gran parte de la novela la ocupan las aventuras amorosas de Fidel, su despertar a la sexualidad, los derroteros de su vida. Una vida llena de sorpresas, fracasos, y descubrimientos que sin duda conoceréis si leéis la novela, ya que no quiero desvelar el final ni su desarrollo. Sólo añadir que de nuevo aparecerá el recitador, sin duda alguna el momento más lírico de la novela,

"El recitador acude, el mensajero, hablándole del azar " (Pág. 378)

Y también aparecerá la luna, con sus connotaciones negativas, anunciando muerte y desgracia. Y es ahí donde el título del libro cobra su significado, "río de la luna".

"Entendió que la luna llamaba al vivo, que sobre todas las cosas le llamaba. Que la luna le estaba llamando". (Pág. 388)

Novela muy bien escrita, en ocasiones algo difícil de seguir por los constantes pasos atrás y adelante. Interesante y aconsejable si se trata de un lector al que le gusta reconstruir y participar activamente en la lectura. Sólo señalar un pequeño problema, que la edición que manejo está llena de erratas imperdonables que de alguna manera desmerecen la obra. Lamentable. Pero bueno...
Un saludo. Nos vemos en el próximo paseo.

Etiquetas:

13 Comments:

Anonymous solodelibros said...

Guardo muy buen recuerdo de este libro. Entre otras cosas, porque transcurre en Asturias.
Un saludo.

sábado, 04 noviembre, 2006  
Anonymous recomenzar said...

Te mando saludos desde Miami

domingo, 05 noviembre, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

Efectivamente, Solodelibros, en Asturias. Hay descripciones de una gran belleza de los paisajes y el entorno como recordarás. Saludos

Bienvenido, Recomenzar, te devuelvo los saludos, gracias por la visita.

domingo, 05 noviembre, 2006  
Anonymous El lector a la sombra said...

La leí hace mucho tiempo, pero tengo un buen recuerdo de esta novela. Me pareció un texto exigente y me animó a pasear por otros títulos de este autor. Un saludo.

domingo, 05 noviembre, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

Eso es, Lector a la sombra, un texto exigente, así lo veo. Estoy intentando también leer otros del mismo autor, me gusta mucho su estilo. Saludos

domingo, 05 noviembre, 2006  
Blogger Isabel Romana said...

No conocía esta obra, aunque sí otras de Gulbenzu. La policíaca (no recuerdo ahora su nombre) me gustó mucho. Me pareció original, no diré más. Saludos cordiales.

domingo, 05 noviembre, 2006  
Blogger Rain said...

Querido Gatito viejo. ¿cómo establecer prioridades?
hay tantos libros por leer. Tú has reseñado varios que me interesan, como éste donde la metafísica signada por lo surreal se desarrollan...

Bien, es un aliciente, una alegría saber qué existen tales libros.

Abraxo y gracias.

lunes, 06 noviembre, 2006  
Blogger Zuriñe Vázquez said...

Vaya, yo soy una admiradora de Guelbenzu en su faceta de reseñista. Siempre le sigo, y es más, cuando empiezo a leer una reseña y no había visto al autor, enseguida le reconozco, tiene como un ordenamiento muy claro, hasta el desorden lo ordena. No he leído nada de sus obras literarias, pero es tal vez tiempo de descubrirle.

lunes, 06 noviembre, 2006  
Blogger pies diminutos said...

Umh! Interesante autor e interesante libro. Gracias por presentarme, como siempre, nuevos horizontes! Un abrazo!

lunes, 06 noviembre, 2006  
Blogger Purificación Ávila. said...

Hola, gatito, ahora eres tu quien me convences. Una excelente reseña, realmente. Y un aliciente que transcurra en la hermosa Asturias junto con el reto de leer obras que aunque complicadas por su estructura, como bien dices, nos sirven para aprender y deleitarnos en estilos diferentes. Me gustan las frases que dejas como gancho, página incluida, dan más interés a la reseña.
La última novela que leí repleta de erratas me puso descompuesta, ¿qué edición tienes tú? Porque me busco otra, para cuando la desee leer.
Un abrazo, gatito. Nos leemos. Buen paseo con sabor asturiano el número 56.
Alicia

martes, 07 noviembre, 2006  
Blogger Clarice Baricco said...

Empiezas a enloquecerme y me gusta mucho.
Es la única manera de hacerme feliz.

Otro libro que me regalas.

Lo buscaré.

Gracias.

Cariños.

martes, 07 noviembre, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

Rain, estamos todos en lo mismo. Hay mucho y bueno por leer, pero lamentablemente no podemos con todo y tenemos que elegir. Esto es bueno por una parte puesto que leemos lo que nos apetece, pero por otra nos quedamos sin conocer el resto de obras que también podrían interesarnos. Me temo que no hay solución y las prioridades las marcamos cada uno de nosotros a nuestro modo. Después de todo la literatura es un paseo y hay un tiempo y distintas veredas, no te preocupes, todo se andará. Abracito.

Zuriñe, totalmente de acuerdo contigo . Guelbenzu tiene un estilo inconfundible.
Un abrazo

Pies diminutos, esto es un intercambio, ya ves, yo te presento mis paseos y tú me presentas los tuyos. Me encanta compartir lecturas, es muy enriquecedor. Un abrazo

Alicia Rosell, gracias, ya sabes que no tienes que utilizar la edición de 1989 de Alianza Editorial, está llena de errores. Es tedioso leer así, la verdad.

Clarice, volvámonos todos locos con tantos libros y tantas lecturas, nos llena de vida. A veces sí que un poco de locura no viene mal. Abracito.

martes, 07 noviembre, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

Isabel Romana, un abrazo, ¿te gustó la policíaca? igual me animo a leerla. Tiene por lo visto dos policíacas: "No acosen al asesino" (2001)y "La muerte viene de lejos"(2004)
Un abrazo

martes, 07 noviembre, 2006  

Publicar un comentario

<< Home