domingo, mayo 28, 2006

Cuadragésimo séptimo paseo: Instantáneas de Elena Castillo Díaz en: "I Certamen Literario Mª Teresa López Pérez"; Cáceres: Asociación 8 de Marzo, 2004


Por casualidad encontré este libro. Lo tenían unos amigos y me lo prestaron. Es una muestra donde se publican dos obras premiadas en poesía y prosa de un certamen literario para mí desconocido. En poesía llama la atención un título sugerente: Instantáneas de Elena Castillo. El poemario se abre con unos versos llenos de una extraña luz que nos atrapa desde el primer instante.

"Todo es nuevo.
Cada día
empiezo a conocer mi casa, mis vestidos,
la imagen que se peina en el espejo.
Me recreo, despacio, en los detalles:
Nada me pertenece."

Nos adentramos en un mundo interior lleno de complejas realidades, de sentimientos mezclados de alegría y dolor, de saludos y despedidas, de silencios y olvidos.

"Es la hora violeta.

Es la hora

en que el mundo se cobra los silencios.

Es la hora sin ruido y sin desgarro

de la oscura memoria abandonada.

Golpean mariposas en el balcón cerrado.

Frágil velo violeta.

Torres blancas.

Es la hora de todos los adioses.

Es la hora de todas las ventanas."

La soledad, la tristeza, el devenir del tiempo inexorable ,(" Te me haces vieja, madre [...] "), se dan cita en este sentido poemario donde la autora parece descubrirse a sí misma, parece recordar su pasado y tratar de hacerse un presente todavía incierto. Un presente vacío sin los otros, buscados, anhelados, tan necesarios.

"De pronto has descubierto que no existes aislada.

Debes ser frente a alguien,

para alguien, por alguien.

En ausencia de otros se rompen las barreras

entre el tú y el no-tú

y el yo que monologa.

Mil veces despojada de todo salvo el nombre,

intentas definir rasgos en el espejo

para reconocerte, como a un recuerdo vago. [...] "

[...]Lo que eres y no eres se entrecruza de sombras."

Hay frecuentes alusiones a una niña,

"Mi niña, mi preciosa, [...]"

que juega, mientras ella sola la contempla y que a su vez le pide que participe en sus juegos. Forma una parte importante en su vida

"¿dónde iré yo sin ella? [...]

Pero esa incierta espera en su vida, siempre ahí.

" La mano en el buzón,

no sé que espero.

FÁBRICA, PROVENZAL, MUEBLES DE PINO

INIGUALABLE OFERTA DE COLCHONES

es todo lo que encuentro. "

Los sueños, los deseos, los anhelos más profundos, quizás hasta el amor, apenas esbozado.

"Tú, la sed de las flores.

Hay un rumor de olas en tu aliento salino,

como una cordillera en tus contornos.

Emerges de tu sueño con ojos de obsidiana.

Tu voz inmoviliza la rueda de los vientos. "

Detrás una tremenda realidad, unos trámites, malos tratos, violaciones... Una historia terrible como tantas.

"Huele a dolor esta crema,

a dolor vivo,"[...]

[...]"¿de qué se queja usted exactamente?".

Son pocos los poemas que contiene el libro, pero todos ellos aparecen abrazados a la gran ternura que nos produce. A la sensación de asistir al discurrir silencioso de las palabras que no fueron dichas. De las sensaciones que no fueron precisadas, pero que están ahí, de esa especial realidad que su autora nos transmitió con una belleza sin igual. Creo que Elena Castillo tiene mucho que aportar y desde aquí rompo una lanza a favor de una escritura tan personal que merece ser conocida y aceptada en el ámbito literario.

Etiquetas:

10 Comments:

Blogger manuel said...

"De pronto has descubierto que no existes aislada"
Algo tan personal y al mismo tiempo sabes que dependes de los demás

martes, 30 mayo, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

Sí, Manuel, a mí también me llamó la atención precisamente la mezcla de individualismo y esa necesidad tan imperiosa de los demás que manifiesta este poemario, y que muchos sentimos. Me gustaría conocer más sobre esta autora. Me apetece rastrear su obra. Promete. Por lo que sé es una escritora extremeña. He encontrado su nombre detrás de algunos premios literarios, pero todavía no es conocida.
Saludos

martes, 30 mayo, 2006  
Anonymous Tautina said...

Me he reconocido en mi maternidad y me ha parecido preciosa y fiel la descripción del sentimiento. Me alegro de que comentes escritores noveles, toda ayuda es poca para abrirse paso en este mundo literario tan marcado por los intereses económicos.
Un saludo admirado.

jueves, 01 junio, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

Sí, Tautina, mi amor por la literatura no se limita sólo a los escritores consagrados. Me interesan mucho las nuevas voces, tienen mucho que aportar.
Saludos

viernes, 02 junio, 2006  
Blogger Santino said...

Por supuesto que es imprescindible conocer las nuevas voces, algo que yo tengo demasiado descuidado por desgracia. Me ha encantado leer estos versos, porque desgraciadamente llevo demasiado tiempo sin leer poesía, y creo que eso me empieza a pasar factura. A ver si en el verano puedo "recuperar el tiempo". Un saludo.

sábado, 03 junio, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

Gracias, Santino, por tu compañía. También yo tengo proyectos de cara al verano, con más tiempo y todo eso. Saludos

domingo, 04 junio, 2006  
Blogger princesadehojalata said...

"Es la hora de todos los adioses. Es la hora de todas las ventanas." Realmente bello. Gracias por traerla hasta aquí, con tu buen ojo, como siempre. Un beso.

sábado, 10 junio, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

Un abrazo, princesa. Gracias por tu compañía.

sábado, 10 junio, 2006  
Anonymous angel said...

Bellas imágenes las de estos poemas de una joven autora española que gracias a ti leo por primera vez.


Saludos...

sábado, 26 agosto, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

Gracias por la visita, Ángel. Un saludo

sábado, 26 agosto, 2006  

Publicar un comentario

<< Home