jueves, agosto 18, 2005

Séptimo paseo : Por el camino de Swann (1913) de Marcel Proust;Madrid: Alianza, 1996

Por el camino de Swann es el primer volumen de la serie En busca del tiempo perdido (1913-1917) . Una obra que consta de siete volúmenes (cada uno con un título diferente ) y que describe con minuciosidad la vida de un hombre ocioso que se mueve entre la alta sociedad . Toda la obra es un largo monólogo interior ( en muchos aspectos autobiográfica ) .
Este libro es el libro de los libros . El de toda una vida , la de Proust . No en vano se encerró en una habitación con las paredes de corcho , de la que apenas salía , donde gestó toda su obra .
La importancia de las novelas de Proust reside más bien en el desarrollo psicológico de los personajes y en su preocupación filosófica del tiempo . La teorías del filósofo Bergson están presentes en Proust para el cual el tiempo es un fluir constante en el que los momentos del pasado y del presente poseen una igual realidad .
El mayor interés de este libro no creo que esté en la realidad que refleja , sino más bien en la visión singular que expresa esa realidad .
Conocer la literatura de Proust es todo un acontecimiento . Pasear por las páginas de sus libros un descubrimiento indescriptible porque está basado más que nada en sensaciones . La sensación agradable que algunos pasajes nos producen . Estos permanecerán para siempre en nuestra memoria y recordaremos los objetos unidos a recuerdos y sensaciones . Por contagio ya nunca podremos , por ejemplo , tomar una taza de té acompañada de una magdalena sin imaginar el placer que sintió el protagonista , siendo un niño , cuando en un día de frío su madre le ofreció una taza de té y a regañadientes mojó un trozo de magdalena en el té y se lo llevó a la boca , proporcionádole un placer inusitado . Este acto , totalmente intrascendente para otros , tiene para él un especial significado en ese momento , un instante . Lo que siente , de hecho , intenta repetirlo pero las sensaciones ya no son las mismas . Ese placer inicial ha desaparecido sin encontrar ninguna explicación . El fluir del tiempo unido a su estado anímico .
La lectura de Proust es un paseo relajante donde el presente se ha hermanado con el pasado .
Pasear con Proust es sentir , es dejarse llevar por el sosiego , por los detalles , por las palabras transformadas en sensaciones , en vivencias rescatadas .

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Pitijopo said...

No he leído nada de Proust, pero leyéndote y viendo la propaganda que le haces, creo que me tendré que animar. Ahora recuerdo que entre los libros pendientes tengo uno de él, se llama "Sobre la lectura", no sé si lo conocerás. Es un librito pequeño pero primorosamente editado por pre-textos. Según la reseña contiene sus particulares puntos de vista sobre el lugar que deben ocupar los libros en la actividad creadora, y su papel limitado, pero insustituible en la vida. Según dice está considerado como uno de los textos más bellos de Proust. Ya te diré si estoy de acuerdo con ello cuando lo lea. Saludines y maullos gatito.

sábado, 20 agosto, 2005  
Blogger Gatito viejo said...

Pitijopo,no he leído el libro que mencionas de Proust , pero me apunto a leerlo también .Viniendo de Proust me interesa mucho .Gracias .Saludos

domingo, 21 agosto, 2005  

Publicar un comentario

<< Home