jueves, enero 26, 2006

Trigésimo tercero paseo: El cartero de Neruda (Ardiente paciencia, 1985 ) de Antonio Skármeta; Madrid: Orbis- Fabbri, 1997


Antonio Skármeta es un escritor chileno contemporáneo del que me gusta especialmente una novela, El cartero de Neruda. En esta novela Mario Jiménez, un joven pescador, decide abandonar su oficio para hacerse cartero en la Isla Negra, donde la única persona que recibe y envía correspondencia es el poeta Pablo Neruda, a quien admira profundamente, esperando que algún día el poeta le dedique un libro o pueda conversar con él. Sus deseos se verán cumplidos al establecerse entre ambos una relación muy peculiar propiciada por las cartas que el cartero lleva cada día al poeta y porque Neruda ayudará a Mario en su historia de amor, al tiempo que sigue con sus preocupaciones por la política y el Premio Nobel . El protagonista de esta novela, sin embargo, no es Pablo Neruda, sino el cartero, de quien destaca una apasionada afición por la poesía. Me llama mucho la atención la personalidad de Mario. Se trata de una persona sencilla cercana a la literatura. Una persona que vive profundamente la poesía y en eso es distinto a los demás. En sus charlas con Pablo Neruda llega a afirmar que la poesía no es de quien la escribe sino de quien la lee. Este sentir acerca el personaje al pueblo, muy en la línea de Pablo Neruda, conocido como“poeta del pueblo “, “poeta de la luz “.
La novela es un gran acierto desde mi punto de vista porque nos ayuda a conocer la personalidad del poeta Pablo Neruda y porque consigue unir la poesía ( literatura) a la vida a través del personaje de Mario, de forma muy original y atrayente.
No dejen de ver, si no lo hicieron, la película con el mismo título que dirigió Michael Radford, una maravilla. Incluso Skármeta hizo una versión para el cine,“Ardiente paciencia “, que es la obra de un escritor que hace una película,”un intento amateur en el cine” según palabras del propio autor.
El cartero de Neruda, todo un homenaje a la poesía, de la que Skármeta dice:


“Que la poesía no ha muerto me consta personalmente por la enorme irradiación que tuvo entre los lectores y espectadores de “El cartero de Neruda. Es decir, la gente tiene ansias de sentir y de expresarse en otros términos que aquellos que la rutina de la realidad les ofrece. Precisan de imágenes alternativas, porque cada vida es un manantial de intimidad insustituible. Mirar la vida con tensión poética expande nuestros sentidos, afina la inteligencia y transforma a quien se entrega al vértigo de las metáforas en una persona seductora. “

Pues ya saben...





Etiquetas:

13 Comments:

Anonymous elbucaro said...

No he visto la película aunque sí leí el libro. Cuando lo leí me apeteció convertirme en cartero en aquella isla y haber conocido a Neruda. Un besito.

jueves, 26 enero, 2006  
Blogger manuel said...

En las almas más sencillas encontramos la grandeza de quien nada sabe y todo ignora.
Y obviamente esa es la sabiduría del pueblo que nos ha hecho sobrevivir por el tiempo.

Saludos cordiales

viernes, 27 enero, 2006  
Anonymous Dayana Litz said...

Siempre las versiones cinematográficas de los libros acortan y minimizan su esencia. Vi la película y también me leí el libro, pero siempre prefiero el libro...Algo similar me pasa con "El nombre de la rosa", "los miserables"...

viernes, 27 enero, 2006  
Blogger princesadehojalata said...

Hola Gatito, en este caso yo ví la película y no leí el libro. Recuerdo que una de las cosas que más me impresionaron de la peli fue el actor protagonista, que estaba muy enfermo cuando se empezó a rodar. Su deterioro físico se puede ver en la película. Y también se intuye el tesón que le hizo seguir adelante con la interpretación, literalemtne se dejó ahí la vida y falleció a los pocos días de finalizar el rodaje. Pero lo hizo. Le puso el broche a su vida.
He leído otra versión de la frase "la poesía no es de quien la escribe sino de quien la lee" que dice que "la poesía no es de quien la escribe sino de quien la necesita". Así que puedo decir que soy dueña de una gran cantidad de poemas.
Un abrazo.
P.D. En realidad eres gatito ó gatita?

viernes, 27 enero, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

Gracias a todos por vuestra compañía en este paseo

Sí, Princesa, cuando estaba escribiendo sobre este libro también yo pensaba en el actor, Massimo Troisi, que protagonizó la película. Me impresionó mucho lo que le ocurrió. Creo que era un excelente actor.

PD.Cuando escribo soy "Gatito viejo",pero en realidad soy una mujer.

Saludos

viernes, 27 enero, 2006  
Blogger Meritxell said...

Yo también recuerdo la película como algo insólito en el panorama cinematográfico, acostumbrado a otro tipo de éxitos más superficiales. Que llegara a gustar a tanta gente una película tan intimista como esa me encantó. Toda la gente que conozco dice lo mismo, una gran película con una sensibilidad maravillosa. Lo del protagonista no lo sabía, qué lástima.

Abrazos, Gatito.

viernes, 27 enero, 2006  
Anonymous LeeTamargo said...

...Pues agradecido por el apunte aclaratorio sobre el tema del libro, Gatitoviejo, porque lo tengo en la estantería sin decidirme con él. Confieso que el título me retraía y también las otras lecturas, claro... SALUDANDO:
LeeTamargo.-

sábado, 28 enero, 2006  
Blogger Santino said...

Precisamente tuve la oportunidad de verla hace poco con una compañía inmejorable. Yo no sabría decidirme por la película o por el libro. Aunque la película es fiel en general, al situar la historia en Italia y no en Chile se pierde gran parte del componente político del libro. Uno no sabe cuál de los dos finales es más dramático. Sin embargo, una vez se ha visto la película es imposible que su música no acompañe la lectura del libro.

Supongo que conocerás un libro relativamente reciente de Skármeta que se llama "Neruda por Skármeta" en el que cuenta algunas anécdotas sobre su vida, su relación con Neruda y su famoso libro. Es un libro que se lee uy rápido y que transmite un cariño especial hacia el poeta chileno.

Un saludo.

domingo, 29 enero, 2006  
Anonymous Trini said...

Hace tiempo que leí este libro y me gustó mucho. La pelicula no la he visto, soy más aficionada a la lectura que al cine.
Neruda es el "culpable" de mi tardía afición a la poesía.

Un abrazo

lunes, 30 enero, 2006  
Blogger francisco aranguren said...

A mí me gustó mucho también -aunque no lo habéis dicho- la el amor entre el cartero y la chica del bar (bellísima y sensual en la película). La poesía es para el amor.
De Neruda, me gusta mucho la prosa. Sobre todo su libro de prosas "Para nacer he nacido". El verso que le da título me parece maravilloso. He nacido para nacer nuevamente. Es una definición del hombre que puede llegar a engendrarse de nuevo mediante la poesía, del hombre dispuesto a dejarse conmover cada día, sorprender cada día, renacer cada día.
También me gusta ese otro verso-título "Confieso que he vivido", que sería lo que cualquiera de nosotros querría decir al final.
Esto me recuerda, de nuevo, al cartero, con el que Neruda acaba teniendo una relación humana que en principio parecería imposible por las distancias entre ellos. Pero eso encierra la enseñanza más esperanzadora del libro: es posible la comunicación y la amistad, siempre; las diferencias entre los hombres no son esenciales, sino simples apariencias. Podemos encontrar tesoro en cualquier persona, aprender de todos, encontrar sensibilidad en cada uno...basta romper los prejuicios.
Por eso, Gatito, hay tantas cosas en el libro (y en la película)...incluso la política, que no era sino una manifestación del amor de Neruda, más allá de lo personal y egoísta. Realmente, un gran poeta. Felicidades por tu elección. Un cariñoso saludo.

lunes, 30 enero, 2006  
Anonymous felipe said...

un poco lo que se escribe, o las formas de arte, pero la poesia es más de quien la lee que de quien la escribe. O una vez dejada al viento, cada lector la hace suya,

un abrazo, gatito,

lunes, 30 enero, 2006  
Blogger Rain said...

Gatito viejo, una vez más te agardezco los paseso literarios, en elos que se hace garto ir de libro en libro...


En este caso no vi el film ni leí el libro... y ya ves, cuántos libros pendeintes en esperan... ah, yo creyendo que me espran, o yo he de ir al encuentro.

Un abrazo Gatito viejo.

viernes, 03 febrero, 2006  
Blogger Mya said...

Saludos!!

Justo ayer ví la película, y es pura poesía, puro amor, pura vida.. me daban la información de que el actor que hacía el personaje de Mario murió en el rodaje del mismo. Mucha historia encierra ese libro llevado al cine, que con poco presupuesto goza de buena calidad con un trasfondo inmenso.

Saludos desde Santo DOmingo!

miércoles, 18 marzo, 2009  

Publicar un comentario

<< Home