viernes, noviembre 04, 2005

Vigésimo cuarto paseo : La oveja negra y otras fábulas (1969) de Augusto Monterroso; Barcelona : Anagrama , 1990.

[ Fábula. Texto completo]

La oveja negra

"En un lejano país existió hace muchos años una Oveja negra. Fue fusilada.
Un siglo después, el rebaño arrepentido le levantó una estatua ecuestre que quedó muy bien en el parque.
Así, en lo sucesivo, cada vez que aparecían ovejas negras eran rápidamente pasadas por las armas para que las futuras generaciones de ovejas comunes y corrientes pudieran ejercitarse también en la escultura. "

Augusto Monterroso es un escritor guatemalteco contemporáneo y uno de los cuentistas más originales que he leído . Este cuento ,La oveja negra ,aborda un tema de una gran profundidad y aporta , a pesar de su brevedad , mucha información en muy poco espacio .Todo está condensado y medido . Hay un fino uso del humor y la ironía . El autor consigue dar con la palabra adecuada en cada frase . Hay una crítica implícita hacia la sociedad , la masa , vista en ese rebaño , cómo se rechaza lo diferente , simbolizado en esa "oveja negra ". Ese rebaño , esa sociedad , que castiga al diferente , levanta más tarde "una estatua ecuestre que quedó muy bien en el parque ", (fíjense en la sutil ironía ) para recordar a esa oveja negra , a la oveja que se sale de la norma , que no es blanca , común , como las demás , sino que es negra , diferente , rara ,poco corriente . Es la hipocresía de la sociedad que rinde homenaje , después de muertos , a aquellos que elimina o persigue .Y lo mejor del cuento es su final , haciendo gala de un tono humorístico nos dice : "Así , en lo sucesivo, cada vez que aparecían ovejas negras eran rápidamente pasadas por las armas para que las futuras generaciones de ovejas comunes y corrientes pudieran ejercitarse también en la escultura " ¿Cabe mayor ironía ?. Creo que el cuento es un uténtico acierto y que leyendo entre líneas podemos sacar muchas conclusiones . Por supuesto parece clara una crítica política también
Monterroso es autor del relato considerado más breve de la literatura universal, un relato en una sola frase :


El dinosaurio
"Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí".

En unas palabras que sobre el cuento nos regala Augusto Monterroso nos demuestra la consideración tan importante que le concede a este género literario :

"Si a uno le gustan las novelas, escribe novelas; si le gustan los cuentos, uno escribe cuentos. Como a mí me ocurre lo último, escribo cuentos. Pero no tantos: seis en nueve años, ocho en doce. Y así.
Los cuentos que uno escribe no pueden ser muchos. Existen tres, cuatro o cinco temas; algunos dicen que siete. Con ésos debe trabajarse.
Las páginas también tienen que ser sólo unas cuantas, porque pocas cosas hay tan fáciles de echar a perder como un cuento. Diez líneas de exceso y el cuento se empobrece; tantas de menos y el cuento se vuelve una anécdota y nada más odioso que las anécdotas demasiado visibles, escritas o conversadas.
La verdad es que nadie sabe cómo debe ser un cuento. El escritor que lo sabe es un mal cuentista, y al segundo cuento se le nota que sabe, y entonces todo suena falso y aburrido y fullero. Hay que ser muy sabio para no dejarse tentar por el saber y la seguridad
."

¡Qué razón tiene Monterroso ! y ahora les dejo , debo seguir leyendo otro de los cuentos breves de Monterroso del que tal vez les hable en sucesivos paseos .


Etiquetas:

13 Comments:

Anonymous elbucaro said...

Bien por acercarnos a Monterroso, sólo conocía el famoso microcuento del dinosaurio. Es verdad la gran dificultad que tiene un autor para que un cuento salga bien. La novela es más larga hay tiempo de cometer errores, pero que esto se disuelvan entre sus páginas. El cuento no lo permite es como un flash que salta a los ojos, si los daña por mucho empeño que pongamos ese cuento no nos atrapará. Saludos.

sábado, 05 noviembre, 2005  
Blogger Santino said...

Escribir microrrelatos o microcuentos (que ya no cuentos) es posiblemente tan difícil como escribir poesía, porque al contar con tan poco espacio se debe medir cada palabra y se deben colocar en el lugar adecuado. Nada hay gratuito en un microcuento; y conseguir la impresión final del lector es algo que sólo unos pocos pueden conseguir. Monterroso es uno de esos pocos, todo un maestro del género.

sábado, 05 noviembre, 2005  
Blogger Portorosa said...

El texto final de Monterroso, en el que explica la teoría, no tiene desperdicio.
Un abrazo.

domingo, 06 noviembre, 2005  
Anonymous Gatopardo said...

Me encantan tus ronroneos lectores.
Un abrazo tiernísimo

domingo, 06 noviembre, 2005  
Blogger manuel said...

Que fácil es leerlo y que difícil entender el proceso creativo de alguien tan humano y sencillo.
Al final... envidia de la buena

Saludos cordiales

lunes, 07 noviembre, 2005  
Blogger Rain said...

Bravo. Voy en busca de Monterroso.


Un prolongado abracillo.


...
Te dejé unos mensajes, antes...

:-)

miércoles, 09 noviembre, 2005  
Anonymous angel said...

Qué bueno empezar el día recordando, graciasa a ti, a este gran estilista guatemalteco-mexicano que renovó el cuento en lengua castellana.
Saludos,
Angel

miércoles, 09 noviembre, 2005  
Anonymous Tautina said...

Muy interesante apunte, hemos coincidido, cada una a su manera en el contenido, aunque con distinto enfoque y en distinto día. Genial Monterroso

viernes, 11 noviembre, 2005  
Anonymous felipe said...

El recuerdo de Monterroso, además es una lección de las buenas maneras de decir mucho en pocas palabras..., siempre nos deleitas con tu exposición estupenda

sábado, 12 noviembre, 2005  
Anonymous felipe said...

ME ALEGRO ENcontrarte en ciudad blog. un abrazo

martes, 15 noviembre, 2005  
Anonymous El lector a la sombra said...

Cuentan que, en una recepción cultural de la Comunidad de Madrid, Augusto Monterroso le fue presentado a una señora muy señoreada. El presentador le dijo a la tal señora que Monterroso era un reconocido escritor de cuentos y tal vez la señora conocería ese cuento suyo tan famoso del dinosaurio, a lo que la señora, impertérrita, respondió:
-¡Vaya, qué casualidad! Lo estoy leyendo justo ahora, voy más o menos por la mitad.

lunes, 21 noviembre, 2005  
Blogger vicman said...

Perdonen el atrevimiento pero ... alguien podría informarme, ¿donde puedo localizar el relato "el dinosaurio", de Monterroso, en versión condensada?

sábado, 06 mayo, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

Vicman, disculpa mi tardanza en contestarte, no había visto tu comentario. En esta dirección de internet puedes encontrar el texto completo:

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/monte/dinosau.htm

De todas formas reproduzco el cuento a continuación:

El dinosaurio
[Minicuento. Texto completo]
Augusto Monterroso

"Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí."

No tienes que disculparte por venir por aquí, serás siempre bienvenido. Vuelve cuando quieras. Saludos

sábado, 13 mayo, 2006  

Publicar un comentario

<< Home