domingo, marzo 05, 2006

Trigésimo octavo paseo: Carta al padre de Franz Kafka; en Obras selectas; Madrid: Edimat, 2000



La obra de Franz Kafka es una de las más interesantes y estuvo a punto de perderse. Es uno de esos ejemplos en los que su autor se preocupaba más del hecho de escribir que de publicar. Kafka se preocupó muy poco por la difusión de sus obras. Le apasionaba mucho más el acto de escribir. Para él era una especie de autoalumbramiento, no siendo el resultado, la gloria literaria, lo más importante. Frente al texto terminado, Kafka acostumbraba a tener dudas, le entraban inseguridades y ganas de romper. Fue Max Brod, el amigo escritor y su biógrafo, quien le enseñó a volorar sus obras y quien le ayudó a publicar lo que él se empeñaba en guardar en un cajón. Fue el salvador de su obra porque poco antes de morir Kafka le había dejado el encargo de destruir todas sus novelas, cuentos y diarios, y Brod no lo hizo. La mayor parte de la obra de kafka se publicó póstumamente, a excepción de algunas novelas, como La metamorfosis (1915), por ejemplo, que publicó Kafka en vida.
Ha habido coincidencia en la crítica al señalar a kafka como un hombre de notables características psicológicas, de hipersensibilidad afectiva, lo que influiría de manera clara en sus obras. Parece claro el desarraigo del autor desde casi todos los puntos de vista. Nace en una casa situada en el límite del Josefstadt, el antiguo y doliente ghetto judío de Praga. Kafka escribió en alemán, pero nunca pudo identificarse con la cultura germana, era judío, aunque su interés por el judaísmo surgió más tarde.
Hay muchos cambios de domicilio en su infancia y diversos hechos traumáticos como la muerte de dos de sus hermanos. Desde muy pequeño tuvo que enfrentarse a la autoridad caprichosa y absolutista de su padre. Su padre era un hombre desprovisto de sentido pedagógico. Se va a establecer una relación muy tensa entre kafka y su padre. Esto va a provocar una gran angustia y una gran inseguridad ante el mundo. Un auténtico terror que se manifesta en un extrañamiento ante el mundo, traducido en su obra en un mundo onírico, de extrañas pesadillas. Aparece en su obra la angustiosa relación con su padre. En Carta al padre hay un rechazo manifiesto hacia la figura paterna que tanto daño parece haberle causado porque es una figura muy importante para él. Es una carta que escribe a su padre, pero que en realidad no iba a ser mandada nunca a su destinatario. Hecho que ha llevado a pensar a algunos estudiosos que el autoritarismo del padre de kafka sería una ficción, ya que en la información aparecida en el diario espanol La Vanguardia se dice que el documento en cuestión -inédito hasta que se publicó en lengua checa- es un fragmento de las memorias de Frantisek Xaver Basik, un checo sin relación alguna con el mundo literario que entre 1892 y 1895 trabajó como aprendiz con el padre de Franz Kafka, por entonces un próspero comerciante, y que sería un hombre afable y amable. La mirada de Basik cuestiona directamente la interpretación literal del texto de Kafka y aporta a los estudiosos y seguidores del escritor un documento significativo para entender la carta más como un artificio literario que como una historia real. Sea así o no, parece claro que en la obra de Kafka pesa esta realidad y hasta el momento es lo que se ha considerado. Toda la obra está impregnada de sentimientos de inferioridad, de sinceridad, de desilusión, temor, vergüenza, indecisión, incomprensión, culpabilidad, infelicidad, prohibición, inseguridad, angustia, conflicto, soledad, frustración...


Cuenta Kafka que solía decirle su padre:

" Te destrozaré como a un pez "

Es una confesión muy sincera a través de la cual podemos entender la influencia negativa que le provoca su padre. Y aunque las obras de Kafka estén llenas de la impresionante mezcla entre fantasía y realidad, de ironía y lucidez, también es cierto que en sus obras destaca el aspecto claustrofóbico, con la terrible impresión de que no hay salida, de que no cabe ni buscarla. Acaso cuando leemos La metamorfosis ¿no cabe pensar que es el mismo Kafka quien se siente transformado en un insecto ante los ojos de su padre? A nosotros así nos lo parece y añadiríamos que gran parte de la pasión amorosa que vivió Kafka tendría también como punto de arranque la necesidad de liberarse de esa insoportable realidad interior que había crecido dentro de él. Así sus grandes amores, con iniciales intenciones de matrimonio que no llevaron a realizarse, como Felice Bauer, Grete Bloch, Julie Wohryzek, Milena Jesenská... son intentos de liberarse de la profunda herida que sufre su alma.
La obra de Kafka, Carta al padre, no está aislada, sino que parece participar de otras como La metamorfosis, La condena, etc, donde Kafka nos transmite el sentimiento de sentirse acosado por su estado enfermizo (como el propio autor lo estaba por la tuberculosis) , la incapacidad de contarle a los otros lo que le pasa, de ahí que decida recluirse sin resolver, sin enfrentar la situación porque, como se da a entender en La metamorfosis, cerrar la puerta ...es volver a la tranquilidad.
Sería interminable este paseo si nos dejáramos llevar por la cantidad de notas que podríamos aportar sobre Kafka. Sólo leamos sus obras y entremos en ese mundo extraño tan personal como impactante, no hay mayor ni mejor interpretación.



Etiquetas:

13 Comments:

Blogger Meritxell said...

Me ha gustado mucho tu post sobre uno de mis autores favoritos. Desde que mi profesor de Literatura, en COU, me recomendara "La metamorfosis" y lo leyera con tanto interés, no me ha abandonado ese afán por saber más cosas sobre Kafka.

Vi representar "Carta al padre" en el teatro y me impresionó muchísimo. Yo acababa de leer y releer "Cartas a Milena" y aquello me impactó todavía más. Y si se le hubiera hecho caso a Kafka y se hubiera destruido toda su obra ¿no se hubiera obrado con más justicia aunque la Historia de la Literatura hubiera perdido una gran figura literaria, iniguable, atípica? Esto de las últimas voluntades de los escritores dan para tantos comentarios...

Abrazos, Gatito.

domingo, 05 marzo, 2006  
Anonymous elbucaro said...

Es la primera vez que alguien me acerca a la figura de Kafka, cosa que te agradezco gatito. En COU no me pasó como a Meritxell, porque no cogí la asignatura de Literatura. Me alegro como a Kafka te dediques más a escribir, en este blog, que a publicar así puedo seguir acercándome a través de tus letras a todo ese sugerente mundo de la literatura. Saludos.

domingo, 05 marzo, 2006  
Blogger princesadehojalata said...

De Kafka leí "la metamorfosis" en un viaje en tren de Sevilla a Madrid hace unos meses. El libro me fascinó y también me gustó mucho leerlo en el tren. Gracias por el post, magnífico.
Un beso.

lunes, 06 marzo, 2006  
Anonymous felipe said...

Un solo elemento se te escapa Gatito, uno solo. Judio. En el alma de cada judio hay una herida, siempre dolorosa. No hay salida porque se está condenado. Kafka la tenía bien presente.

lunes, 06 marzo, 2006  
Blogger Enrique Gallud Jardiel said...

Muyr buenas reseñas todas.

Como a verdadero escritor, a Kafka le gustaba escribir, no publicar.
Los autores que triunfan en su madurez publican luego un libro al año, proeza que sólo se explica con un cajón lleno de novelas escritas antes y nunca publicadas.
El que se obsesiona con publicar pronto se verá abocado a publicar la primera basura que salga de sus manos, al plagio o al uso del "negro", que no ha perdido vigencia.
En ese sentido, el blog, como instrumento de "nanopublishing" es emocionante, y la posibilidad de la respuesta elogiosa o no (da igual) pero inmediata de aunque sólo sea un lector es un privilegio que ningún escritor del pasado tuvo. Valorémoslo.

lunes, 06 marzo, 2006  
Blogger javazquez said...

Magnifico tu comentario sobre la "Carta al padre" de Kafka. No sé si conoces un relato muy breve, publicado en el libro "Un médico rural", también de Kafka, y que se titula "Ante la ley". Es sencillamente genial. Un relato de solo tres páginas permitió en una tertulia literaria que estuviésemos mas de cinco horas hablando de él. Te lo recomiendo.

lunes, 06 marzo, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

Meritxell, yo también he visto la magnífica representación de "Juicio al padre" (creo recordar que así se llamó en la obra de teatro, en 1984 o así) de José Luis Gómez. No me importaría nada volverla a ver.

Elbucaro, me alegra que compartas con nosotros tu gusto por la literatura, aunque no hicieras en COU literatura, creo que te has puesto las pilas a base de bien desde entonces, lo vemos todo los días en tu blog.

Princesadehojalata, gracias a ti por tu compañía, ese viaje de Sevilla a Madrid se ve que fue muy especial para ti, por el libro y por el viaje en tren. Unir ambas cosas se me antoja el no va más.

Felipe, totalmente de acuerdo con tu apreciación. No he tocado mucho el tema porque sería muy largo explicar que Kafka no recibió una educación de raíces sólidas y bien arraigadas en el judaísmo. Sus padres (judíos ambos) parece ser que no eran muy piadosos y Kafka no aprendió la lengua "yiddish" en la infancia ni se trató de que se adaptara a la pauta cultural. Sólo muy tardíamente se interesó por el judaísmo, pero todo indica que nunca pudo vencer su desarraigo. Más de una vez sufrió algún desaire por ser judío, pero nunca se refugió en actitudes sionistas. Por lo que yo conozco en kafka se da más un cruce de culturas no siempre compatibles, y sin posibilidades de integración plena en ninguna de ellas.

Gallud, muchas gracias. Bienvenido a mis paseos. Será una grata compañía tenerte por aquí. Totalmente de acuerdo con tu comentario. Somos unos privilegiados al poder escribir sobre nuestros intereses y recibir comentarios. Esto de los blogs aún nos tiene sorprendidos a más de uno, gratamente, por supuesto. También yo creo que a veces el escritor de hoy publica demasiado y escribe poco, como bien dices guarda poco en el cajón.Al menos a veces da esa impresión.

javazquez, gracias por la sugerencia. No conocía "Ante la ley" y me has intrigado. Gracias a internet he podido leer este magnífico cuento.(Si alguien lo quiere leer está completo en la siguiente dirección: http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/euro/kafka/antela.htm )
Toda una parábola de la que podrían salir tertulias de cinco horas y más.Me ha impresionado mucho, como todo lo que leo de kafka, me seguirá impresionando siempre. Me produce un desasosiego tremendo. Es como avanzar por un laberinto, nunca hay salida. Sólo tenemos la apreciación de que uno se encuentra ante la auténtica literatura.


Gracias a todos por vuestra compañía. Saludos

lunes, 06 marzo, 2006  
Blogger Santino said...

Gatito, precisamente has tocado esta vez uno de esos autores que profundamente me ha marcado, esta vez de forma especial, porque seguramente hice mi primera lectura de Kafka siendo demasiado joven, y en parte llenó mi infancia y mi juventud con algunos miedos. No sé cómo explicarlo, porque sería demasiado largo, pero es un autor al que tengo mucho respeto. Precisamente quería dedicarle unas palabras sobre uno de sus libros menos conocidos. A ver si encuentro tiempo.
Un placer leerte, un saludo.

miércoles, 08 marzo, 2006  
Blogger Rain said...

Hola mi recordado Gatito, o fina escritora que eres profundizando esos mundos interiores, como los de Kafka.

Gracias otra vez, y siempre por ofrecer en un post, conocimiento y sabiduría. ¿Nunca te dije que eres sabia?

Abracito en este 6 de marzo, 6 aún en mi ciudad.

jueves, 09 marzo, 2006  
Blogger Rain said...

Oooh :) quise decir 8 de marzo.

jueves, 09 marzo, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

Santino, estaré esperando ese post. Será muy bien recibido por mi parte. Me encantará contar con otras lecturas de la obra de kafka. Ciertamente la literatura de este autor marca. Es un tipo de literatura impactante. Después de leer su obra ya nada es igual. Saludos y gracias. Un placer tu compañía.

Querida vir&, gracias por tus palabras, exageradas sin duda y llevadas por el cariño que me tienes. Me alegra mucho contar con tu presencia por aquí. Luego te paso a ver. Saludos

viernes, 10 marzo, 2006  
Blogger François Chavertte said...

Si kafka

miércoles, 18 octubre, 2006  
Anonymous Anónimo said...

hola,acabo de leer este comentario sobre kafka y nunca me habia paradop a buscar algun libro o interesarme por sus obras.pero ahora,me gustaria,ya que teneis mas experiencia en este autor,que me recomendarais el mejor libro de kafka pa leerlo y poder compartir con vosotros mis opiniones.me resultaria de gran ayuda ya que asi haria una buena eleccion de una de sus obras y poder empezar aleerlo cuanto antes.muchisimas gracias

viernes, 20 octubre, 2006  

Publicar un comentario

<< Home