viernes, marzo 31, 2006

Cuadragésimo segundo paseo: " La memoria de Shakespeare" de Jorge Luis Borges; En: Obras completas.(Tomo I) ; Barcelona :RBA, 2005


Borges es una de las figuras más relevantes de la literatura universal. Su obra es de una gran exigencia para con el lector y muchas veces de no fácil comprensión, sin embargo, aporta un mundo fantástico, metafísico y subjetivo, muy personal, el propio universo de Borges. A Borges le preocupa el destino del hombre, alrededor del cual giran todos los temas que le obsesionan. Aparecen símbolos frecuentes en su obra como el laberinto, la biblioteca, los libros, que contienen los pensamientos de la humanidad, de la vida y del propio autor. En la mayoría de los cuentos de Borges aparece un hombre que quiere saber quién es, por qué está en el mundo y hacia dónde va. Con frecuencia aparecen enmascarados y representados los propios miedos del autor en lo fantástico, lo irreal, el mundo de los sueños, la angustia. El hombre trata de entender el mundo, el laberinto de las ideas. Podrá salir de él a través de la lucha por vencer esos obstáculos que le oprimen. El laberinto es la dificultad del hombre por llegar a la verdad. El fin del laberinto será utilizar su inteligencia, hacernos pensar.
La cábala, de tradición judía, ejerce un gran interés para Borges. Lo mágico, los mitos, lo religioso son temas recurrentes en sus narraciones. En el universo de Borges no puede haber orden ni armonía porque hay un Dios hostil e infantil, imperfecto. La búsqueda de ese orden del universo conduce al mundo imaginario y fantástico. A veces ese universo es el sueño de alguien.
De igual manera, el tiempo le interesa a Borges como experiencia humana, no como algo cronológico. Le atrae el tiempo circular, cíclico. Le gusta mucho la metáfora del río de Heráclito, nada se queda, así son nuestras vidas. A veces ese tiempo aparece muy relacionado con el infinito.

"La memoria de Shakespeare" comprende tres cuentos aparecidos en distintas publicaciones anteriores a 1983, y un cuento titulado de igual modo, "La memoria de Shakespeare" (1980), no incluido hasta ahora en libro.
En el primer cuento, "Veinticinco de agosto, 1983" ,el protagonista es el propio Borges con sesenta años aproximadamente y su proyección en un sueño con ochenta y cuatro. Encontramos el tema del sueño, del doble, de los espejos, muy del gusto del autor.


" Mis buenas intenciones no habían pasado de las primera páginas; en los otros estaban los laberintos, los cuchillos, el hombre que se cree una imagen, el reflejo que se cree verdadero, el tigre de las noches ..."(pg 377)


En "Tigres azules" el protagonista es Alexander Craigie. Todo es confuso en el relato, a modo de juego con el lector. Aparecen piedras y discos que se multiplican. Los elementos cobran un carácter mágico, lo normal se convierte en extraordinario y las leyes de la lógica y las matemáticas se rompen incluyendo un final sorprendente.

"Hay matemáticos que afirman que tres y uno es una tautología de cuatro, una manera diferente de decir cuatro... A mí, Alexander Craigie, me había tocado en suerte descubrir, entre todos los hombres de la tierra, los únicos objetos que contradicen esa ley esencial de la mente humana."

"La Rosa de Paracelso" aborda el tema de las creencias. La fe frente a la credulidad, el embaucador frente al hombre con poderes. Los elementos escogidos son la Cábala, el Paraíso, la Palabra, la Piedra, la Rosa, el Verbo..., todos conceptos aplicados a este aspecto y utilizados en mayúsculas para destacarlos.

" Es fama-dijo- que puedes quemar una rosa y hacerla resurgir de la ceniza por obra de tu arte. Déjame ser testigo de ese prodigio. Eso te pido, y te daré después mi vida entera."
(discípulo)

"Eres un crédulo-dijo el maestro-. No he menester de la credulidad; exijo la fe."


En " La memoria de Shakespeare". El relato está protagonizado por Hermann Soergel, profesor emérito obsesionado con Shakespeare. Aparecen en el relato las propias obsesiones e inquietudes de Borges, la imaginación, la ficción...

" Comprendí que las tres facultades del alma humana, memoria, entendimiento y voluntad, no son una ficción escolástica. La memoria de Shakespeare no podía revelarme otra cosa que las circunstancias de Shakespeare. Es evidente que éstas no constituyen la singularidad del poeta; lo que importa es la obra que ejecutó con ese material deleznable. " [...]

Los cuentos de Borges están llenos de interés, con una estructura muy trabajada, a veces con frecuentes incursiones de elementos en un ir y venir de un tema a otro para despistar al lector, para hacerle participar, para sorprenderle. Borges quiere un lector atento, de ahí que le someta a pruebas y confunda al lector, ya que a veces el lector no sabe si el relato es fantástico o real porque los temas son personajes conocidos de libros, autores, lugares, acontecimientos culturales, etc. Los límites entre la realidad y la fantasía definitivamente se han roto.
Cerraremos este paseo confesándonos fieles lectores de la obra de Borges, precisamente, por ese carácter tan personal que derrocha inteligencia y que provoca nuestra admiración más ferviente.





Etiquetas:

12 Comments:

Anonymous elbucaro said...

Nuevo interesante apunte sobre otro autor que desconozco y que incentivas a leer. Ahora el que leo de vez en cuando es a Cortázar otro escritor sudamericano al que no conocía. Saludos gatito.

sábado, 01 abril, 2006  
Blogger Enrique Gallud Jardiel said...

Muy buen trabajo. Le aconsejo que no se pierda mi entrada de hoy, donde relato mi encuentro con Borges y la conversación que sostuvimos en el ascensor de la torre Eiffel.
Saludos.

lunes, 03 abril, 2006  
Blogger javazquez said...

Lo peor de Borges, evidentemente, no es culpa de Borges. Me refiero a la numerosa prole de imitadores que han intentado escribir como él. Nada más difícil que imitar a Borges; es casi seguridad de fracaso e incluso de hacer el ridículo. Pero la ignorancia es muy temeraria y las falsas y equivocadas lecturas de su obra de lo más frecuente.
Para acabar una historieta que cuentan de él. Cuando, ya anciano, visitó el desierto del Sahara, cogío un puñado de arena y lanzándola al aire exclamó : !he cambiado el desierto!.
Es un exceso, pero lo que sí es evidente es que Borges cambió en mucho la literatura.
Un abrazo.

lunes, 03 abril, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

elbucaro, buena lectura estás llevando a cabo, nada menos que a Cortázar. También es un escritor que me encanta y al que algún día quiero dedicar algún paseo. Siento una gran admiración por su literatura.

Enrique Gallud Jardiel, muchas gracias. Ya he asistido a ese encuentro fabuloso con Borges. Desde aquí aconsejo a todos su lectura. Me gusta mucho tu sentido del humor (si se me permite el tuteo)

javazquez, qué razón tienes, pero siempre es así, imitadores hay muchos pero genios muy pocos.


Saludos a los tres y gracias por vuestra compañía en este paseo.

lunes, 03 abril, 2006  
Blogger francisco aranguren said...

Hola Gatito: llegué tarde a tu paseo con Borges. Pero, compartiendo tu gusto por su lectura, disiento un tanto en lo que dices sobre su opinión de Dios. Él dice, por ejemplo: nadie hay tan bueno que no haya merecido alguna vez el infierno, ni nadie tan malo que alguna vez no haya merecido el cielo. En tal caso, pone en duda la posibilidad de juzgar. Y en eso hay una influencia budista, pero también hay una tradición evangélica, y una conclusión lógica sobre la identidad. Borges afirma la ausencia de una identidad: él -viejo- se encuentra con el que él era de joven y no se ponen de acuerdo en nada (El otro). En tal caso ¿cómo salvar o cómo condenar? Este tipo de planteamientos morales abunda en la obra de Borges. Aunque todo lo literaturizaba, había una búsqueda profunda de la fe (creo) y un cierto sentido de Dios.

domingo, 09 abril, 2006  
Blogger Santino said...

Magnífica síntesis, algo que por otra parte era difícil de conseguir, teniendo en cuenta la complejidad del autor. Has elegido bien el libro, porque es muy breve, y otros libros hubieran implicado un análisis mucho más largo.

¿Qué decir de Borges? Creo que, sin miedo a exagerar, es el escritor que más admiro, y uno de los que más he leído y releído. Durante algunos años siempre enlazaba la lectura de un libro de Borges con otro. Cuando lo leo me siento partícipe de la sabiduría que transmite, porque consigue hacerla cercana al lector.

Tengo que admitir que yo soy uno de esos que ha incurrido en la escritura de cuentos a la manera borgiana. Supogno que era inevitable. No se puede escribir a espaldas de los grandes maestros.

Un saludo.

domingo, 09 abril, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

Francisco Aranguren, admito tu apreciación. En realidad podríamos hacer múltiples lecturas de una obra tan rica e interesante como la de Borges, de igual manera sobre su personalidad, su pensamiento y sus creencias. No hay una verdad absoluta. Al menos yo no la encuentro, sino que hay múltiples lecturas y un autor con una mirada muy inteligente que está en constante búsqueda y transformación. Me resulta difícil resumir un pensamiento tan complejo y una obra tan elaborada.
En realidad siempre estoy aprendiendo sobre Borges. Cada nuevo paseo por su obra me lleva hacia nuevas veredas. Los caminos nunca se agotan.



Santino, me uno a tu admiración por Borges y enhorabuena por poder "sufrir" un influjo tan interesante. "Son muchos los seguidores y pocos los elegidos". De veras que merece la pena.


Saludos a los dos y gracias por vuestra compañía

lunes, 10 abril, 2006  
Blogger innes said...

Borges es el más grande.

sábado, 22 abril, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

Innes,bienvenida. Sí, al menos es uno de los más grandes.
Saludos

domingo, 23 abril, 2006  
Anonymous Anónimo said...

Muy bueno tu blog, gatito. La poesía de don JLB me gusta, porque aún en su melancolía encuentro sinceridad, rara cualidad en los que usan el escribir como un exhibicionismo infértil. Un intento de búsqueda de esas verdades que mencionas, que son las nuestras, las de todos, las existenciales.
Su prosa, en cambio, por muchos años me resultó impenetrable, y la juzgué una frivolidad intelectual. Con los años le voy encontrando destellos gratos, sobre todo si la leo fraccionándola, tomando lo que entiendo y me gusta, y dejando el resto... para otro día.
Tienes muchas razón en eso de que juega con el lector, desafía su pasividad. No intenta adoctrinarlo -tendencia frecuente en su época- más bien lo lleva por caminos de paradoja.
Total que, si bien no estoy leyéndolo últimamente, fue feliz este encuentro con tus palabras y me estimula a darle una vuelta con mejores ojos.
Perdona que figure como anónimo, pero no tengo aún un blog.
Soy un lector apasionado de la generación del 27, muy especialmente de Pedro Salinas . Como soy un navegante novel, te agradecería que me sugirieras sitios de salinistas y afines.
Mariano manotempesti@yahoo.com

domingo, 30 abril, 2006  
Anonymous felipe said...

Borges, siempre borges, borges ese de la sombra y el sendero bifurcado, como siempre un placer venir de nuevoa tu pagina,

lunes, 08 mayo, 2006  
Blogger Gatito viejo said...

Mariano, bienvenido a mi blog y muchas gracias por tus palabras. Desde luego que sí, Borges es un gran escritor y ese juego con el lector es una de las cosas que más me atrae de él. Es una mirada muy inteligente la de su obra.
En cuanto a Salinas somos muchos los que estamos interesados por su obra,por todo el grupo del 27 en general, la calidad no tiene puntos de discusión. De los que frecuentamos este mundillo de los blogs hay mucha gente interesada por su poesía, pero ahora mismo no sé. A Santino, por ejemplo, le gusta mucho el grupo del 27, así lo ha confesado él mismo en su blog. Echa un vistazo a su blog, es una gran calidad. Te pongo la dirección:
http://santino.blogia.com/

También seguro que a Felipe Londoño: http://abaco.bitacoras.com/

Todos mis enlaces me parecen excelentes. Entre ellos hay incluso escritores profesionales como Álvaro Valverde, Gonzalo Hidalgo, José Mª Lama, Daniel Casado...
Date una vuelta por todos ellos hasta que encuentres lo que más te guste. Saludos y vuelve por aquí cuando quieras

sábado, 13 mayo, 2006  

Publicar un comentario

<< Home