miércoles, agosto 31, 2005

Decimotercer paseo : Campo de amapolas blancas de Gonzalo Hidalgo Bayal ; Badajoz : Editora Regional de Extremadura , 1997 ( colección La Gaveta )


Campo de amapolas blancas es una novela corta del escritor extremeño Gonzalo Hidalgo Bayal. Novela amena por la que es un placer pasear porque reúne todos los ingredientes de la buena literatura .
Como ya nos tiene acostumbrados su autor , la historia aparece ubicada en la ciudad de Murania , presente también en otras obras como : Mísera fue , señora , la osadía ( 1988) , Amad a la dama (2002 ) . Ciudad inventada y que podría ser una recreación literaria de la ciudad donde vive el autor: Plasencia ; pero este dato, meramente anecdótico, no es relevante para la historia que se cuenta en primera persona: la evolución de una amistad procedente de la infancia .
Hay constantes recuerdos evocados de los años de estudiante, lecturas y aficiones literarias compartidas, viajes, vivencias, y anécdotas ocurrentes, que hacen que la novela sea un interesante testimonio del protagonista del que, por otra parte, desconocemos el nombre, y quien, a su vez, nos habla de un amigo suyo del que sólo se aporta como dato identificativo la inicial " H", no correspondiendo, en realidad, según se nos dice, con el nombre verdadero, que se omite por propia voluntad del que lo cuenta . Este hecho aporta verosimilitud a la historia , y nos lleva a creer que se trata de una historia real , vivida por personas reales , cuyas identidades se ocultan por preservar la intimidad de los protagonistas y no de una ficción inventada por el autor . De todas formas , éstas no son más que meras conjeturas , porque no podemos asegurar que así sea .
Hay un leve juego con la identidad del personaje que cuenta la historia . En un pasaje de la novela se dice un nombre , " Aureliano " , y a continuación: "está lloviendo en Macondo ".Se trata de un guiño literario. El protagonista se adelanta a aclararnos que su nombre no es tal , pero que conocía al dueño de esa voz , al emisor de ese mensaje cifrado, su amigo H .Una clave literaria para una amistad basada, en gran medida , en los gustos literarios que habían compartido durante años. No en vano la lluvia era para su amigo " H " una referencia literaria muy importante .
Posteriormente se produce un progresivo alejamiento de esa amistad , que nos es contado a través de incidentes que se van produciendo entre ellos . Hay un cambio de personalidad del amigo , que parece alejarse de la literatura y que intenta seguir por nuevos cauces como son la pintura o la música , y a conducirse hacia una vida desordenada y caótica , que el protagonista está lejos de entender y compartir . Aparecen nuevas amistades aportadas por " H" , como Cristóbal Ruiz, alias Cristo . Este personaje es un gran acierto. Se establece, de manera irónica, la ambigüedad del personaje en su formulación y comparación con la figura de Jesucristo , ambos llamados "Cristo", el Cristo (Cristóbal Ruiz , a veces Cristo Ruiz ) , y el Cristo (Jesucristo ) , hay muchas referencias al respecto .
Muy interesante resulta el viaje a París , a la bohemia literaria . Este viaje, además, cobra mucha importancia , en el desarrollo de la historia , porque en ese viaje se empiezan a producir los cambios más significativos en la personalidad de "H" .
En cuanto al título de la novela es otro de los aciertos del libro y está relacionado con la búsqueda , incitados por Cristo ( Cristóbal Ruiz ), de unas amapolas blancas por los márgenes de la carretera . El motivo se nos dice en la página 52 :

"el mejor estímulo del espíritu se hallaba en las hojas blancas de las amapolas , porque éstas contenían la esencia del paraíso, su síntesis primordial " .

El protagonista confiesa, más tarde , que él nunca encontró amapolas blancas , que pensaba que ni existían , pero él las seguía buscando en memoria de su amigo , pues conoció su fatal desenlace , la muerte de " H" en circunstancias no aclaradas , y le impresionó mucho , a pesar de la lejanía que ya existía entre ellos . De manera implícita , se nos está diciendo que quedaba para siempre la amistad .
Destacaremos las reflexiones finales sobre la vida y la muerte que hace el protagonista y que tienen mucho que ver con la vida de su amigo , con esa búsqueda de la felicidad que nunca encontró .
Para finalizar , diremos que se trata de una excelente novela corta de la que podríamos decir que no sobra ni falta nada , que está escrita , una vez más ,con el sello inconfundible del autor de Paradoja del interventor (2004 ) y que hemos elegido porque consideramos que es una novela que merece llamar nuestra atención .
Siempre será un placer leer a Gonzalo Hidalgo y pasear por sus libros , porque están llenos de inteligencia creadora .

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Pitijopo said...

Me doy cuenta que tu sección de literatura extremeña está bien nutrida de libros y buena literatura. Saludos.

martes, 30 agosto, 2005  
Blogger Gatito viejo said...

Sí,ya pasearemos por otros muchos .Saludos

miércoles, 31 agosto, 2005  
Blogger Meritxell said...

Digo lo mismo que Piti, estás muy bien informado de la buena literatura extremeña de ahora mismo. Mi paisano Hidalgo Bayal es otro exponente de la valía de unos cuantos escritores cacereños que luchando contra viento y marea salen de su rincón (sea Murania o Plasencia)para ser tenidos en cuenta en el panorama literario por buenos lectores como tú y demás gente que saben apreciar la buena literatura.

Esta novela espero poder conseguirla y durante el invierno la leeré tranquilamente. Voy a tener que poner una estantería con las recomendaciones de libros por los que te paseas...No sé de dónde sacaré tanto tiempo. Algo haremos.

Un fuerte abrazo, Gatito.

miércoles, 31 agosto, 2005  

Publicar un comentario

<< Home